jueves, 18 de noviembre de 2010

Números

De vuelta a casa. A casa de Ola en realidad. Me gusta su nombre xk es un continuo saludo. Son las 21.32. El tren ha salido a y 25. Hay más números, hay más ciudades, hay más personas... Siempre hay màs personas. Le he preguntado al revisor: 312. Con algunas he pasado más tiempo efectivo dentro de este tren k con parejas he pasado despierto. Es muy triste... O no, es decir, es lo que es. De entre esas 312 personas hay gente con la k nunca hablarás. Alguna te ha gustado. Incluso has estado con otras. Pero la mayoría bajarán sin más para decirle adiós al día, o kizás Ola. Y hay otra gente k simplemente no soporto, como esos k no pueden dejar de mirarte xo tampoco son capaces de mantenerte la mirada fija o simplemente preguntar k carajo quieren...pues bien, justo frente a mi se sienta mirón, curioso y cobarde una de estas personas. Me pregunto k diablos tengo en la cara... Soy consciente de que hay gente a la que mi sola presencia le repugna pero... No dejaría de mirar algo repugnante?? No, como dirían en mi pueblo, ese no es el tema. El Tema es, el tema con mayúsculas es que ese tipo cree k yo tengo algo que el no tendrá jamás, xo no lo mira abierta y decididamente, con una sonrisa franca, directa... Lo mira escudriñando, con un malsano respeto, lo mira, y esta es la cuestión keridos majaderos, LO MIRA CON MIEDO... Miedo a un tipo de 1,72 (véis más números) 65 kgs, con cara de eterna felicidad o sempiterna ausencia k el 80% del tiempo pasa de manera clamorosa de su alrededor...si...si...21.46... Además se está bebiendo un Bitter Kas (todavía existen?)... Miedo a k? Es posible? Ese tío le tiene miedo y está incómodo ante algo que yo llevo...o mejor, creo, algo k yo supongo, algo k él cree k yo significo... el le tiene miedo al miedo que le doy, le tiene miedo al miedo que tiene dentro y k yo le despierto... Este hombre está cagadito. 312 personas. Muchas menos k las 800 de cada mañana. Muchas menos k con las k me he cruzado el fin de semana. Muchas menos de las k nos esperan en nuestras casas. O en casa de Ola. Y en cambio este hombre tiene la desgracia de que me he sentado a 30 cms de su nariz-longaniza. 1 persona le ha arruinado los 45 minutos. 1 persona me ha desquiciado los 45 minutos. 22.00 la chica de acento metálico toma la voz y yo deseo con fruición y alevosía saludar. Hola Ola!!

Disculpad las erratas, como siempre no releo ;)

Enviado desde mi iPhone

2 comentarios:

Scarlett dijo...

Incluso tengo la loca manía de contar las cosas, los pasos, las personas, los ingredientes al cocinar, la cantidad de letras de los componentes de los shampoo...he encontrado palabras de 22 letras...impresionante.Lo más curioso es la capacidad humana de almacenar números en la mente, léase rol,teléfonos, direcciones, cuentas, edades...
Que loco ¿no?

Tasio Oliver dijo...

k adorable no??